alojamiento - Essenthia

  • Alojamientos rurales, una alternativa al turismo de masas

    La cultura del viaje ha avanzado a lo largo de los años y con ello las filosofías turísticas. Hoy en día las opciones de alojamiento se han vuelto infinitas. Hay opciones para todo tipo de públicos. Para aquellos que prefieren vivir alejados de la civilización durante el periodo vacacional, también existen entornos rurales, como masías ubicadas en grandes fincas agrarias. En ellas incluso se promete estar más conectado/a con la tierra, ya sea participando en el cultivo de ésta junto con los dueños o realizando actividades enoturísticas y deportivas. A continuación, hablaremos de las ventajas de los alojamientos rurales, una alternativa al turismo de masasque parece estar al alza.

  • Hoteles ‘burbuja’, alojamientos poco convencionales

    La cultura del viaje se ha desarrollado mucho a lo largo de los años y las alternativas que hay para disfrutar de un periplo son infinitas. En este artículo de blog hablaremos de una tendencia poco convencional, aparecida en el sector del alojamiento, y que lleva por nombre ‘hotel burbuja’. Se trata de un complejo de habitáculos en forma de burbuja. Permiten al huésped dormir (o incluso bañarse) bajo las estrellas, aunque con privacidad y a una temperatura climatizada, sea la estación que sea. Estos entornos están, además, totalmente equipados, vienen con todo tipo de comodidades. Lo que se prioriza, en definitiva, es vivir la experiencia. Su planteamiento se basa en diferenciarse de la competencia y es una idea rompedora que ha conseguido convertirse en una salida de negocio.

  • La reapertura de los hoteles y la vuelta a la ‘nueva normalidad’

    Durante el confinamiento hemos tenido que detenernos. La pausa nos ha obligado a pensar, ha habido replanteamientos de proyectos de negocio. Grandes empresas, que no habían vivido jamás un parón, han tenido que reformularse; echar el cierre; pensar en lo esencial y apostar, de una vez por todas, por la tecnología. El teletrabajo ha llegado para quedarse y, ordenadores y teléfonos han vuelto a demostrar que son indispensables, porque acortan distancias. El turismo es uno de los campos que se ha visto más afectado por los estragos de la pandemia. Ahora, dejando atrás la desescalada, atendemos a la reapertura de los hoteles y la vuelta a la llamada ‘nueva normalidad’. La pregunta es, sin embargo, si los hoteles volverán a ser los mismos o saldrán reforzados: muchos han implementado sus servicios para mantenerse en el candelero y otros están a la expectativa de una situación de gran incertidumbre.